crucero por el danubio

Razones para hacer un crucero por el Danubio

By | Blog Budapest | No Comments

A su paso por Budapest, el río Danubio divide la capital húngara en dos partes. A un lado tenemos Buda, lleno de colinas desde donde se pueden contemplar las mejores panorámicas de la ciudad, en concreto desde el Castillo de Buda y desde la Ciudadela Gellért. Al otro se encuentra Pest, zona en la que la mayoría de los habitantes desarrollan su vida diaria y principal centro de ocio de la ciudad. Por este motivo, a Budapest se le conoce como la “Perla del Danubio”. Una de las mejores formas de disfrutar de sus magníficos monumentos es a través de un crucero por el Danubio.

Siete puentes ayudan a conectar ambas orillas de la ciudad.

Históricamente el Danubio ha supuesto una importante limitación geográfica para los habitantes de la ciudad de Budapest. A día de hoy existen siete puentes que permiten a los ciudadanos cruzar ambas zonas de la ciudad. Y la mejor manera de verlos todos es mediante un crucero por el Danubio.

El Puente de la Libertad, de un intenso color verde, fue el tercer puente permanente que unió Buda y Pest. Se puede afirmar que es el puente favorito de los húngaros, ya que durante ciertos fines de semana del verano el puente sólo es accesible a los peatones, convirtiéndolo en punto de encuentro de referencia con numerosas actividades al aire libre.

Justo antes de alcanzar isla Margarita se encuentra el puente del mismo nombre. Fue el segundo puente permanente de Budapest y se construyó a partir del peaje recolectado en el Puente de las Cadenas. Fue inaugurado en 1876 y su diseño corrió a cargo de Ernest Goüin, un ingeniero civil de origen francés y discípulo de Alexandre Gustave Eiffel

Pero sin duda, el puente que atrae todas las miradas es el Puente de las Cadenas: una de las razones más destacadas para hacer un crucero por el Danubio. Construido entre los años 1842 y 1849, su majestuosidad y elegancia no ha dejado de asombrar a todo viajero que se acerca a Budapest, si bien el puente tuvo que ser reconstruido tras los daños sufridos tras la Segunda Guerra Mundial.

Momento ideal para sacar las mejores instantáneas.

Budapest podría ser definida como una de las capitales europeas más fotogénicas. Las panorámicas que se pueden disfrutar en un crucero por el Danubio gracias a nuestro Tour Danubio quedan grabadas en la retina de todo viajero que visita la capital húngara, en especial si se hace de noche. Contemplar los monumentos iluminados desde las aguas del Danubio termina por convertirse en uno de los momentos más especiales del viaje, convirtiéndose en la oportunidad ideal para sacar las mejores fotos de la ciudad.

avenida andrássy

¿Por qué es impresionante la Avenida Andrássy?

By | Blog Budapest | No Comments

Una de los bulevares más impresionantes y destacados de Europa se encuentra en Budapest. Reconocida en 2002 como lugar Patrimonio de la Humanidad, la Avenida Andrássy (nombrada así 10 años después de su construcción, en honor al primer ministro Gyula Andrássy y principal valedor de su creación) une la céntrica plaza de Erzsébet con Varosliget (el Parque Municipal). Justo por debajo recorre la avenida el metro 1, la tercera línea más antigua del mundo.

Orígenes de la Avenida Andrássy.

El diseño de esta extensa avenida se remonta al año 1872, cuando el gobierno municipal ordenó su construcción con el objetivo de solucionar los graves problemas de tráfico que experimentaba la calle paralela, Kyrali. Cuatro años más tarde, en 1876, se inaugura aprovechando la fiesta nacional de Hungría del 20 de agosto, día de San Esteban.

Una avenida con sus luces y sus sombras.

A lo largo de los dos kilómetros y medio de extensión de la Avenida Andrássy, se encuentran algunos de los edificios más majestuosos de la capital húngara. Destaca por encima de todos la Ópera Nacional, inaugurada en el año 1884. Desde ese momento, la Ópera de Budapest se convirtió en uno de los principales centros musicales de Europa, capaz de albergar a casi 1300 personas.

Justo frente a la Ópera se sitúa el Palacio Drechsler, cuyo nombre proviene del Café que antiguamente se encontraba en su planta baja. Un Café que estuvo marcado por la tragedia, pues seis de sus dueños se arruinaron o cometieron suicidio. Durante décadas albergó el Instituto Nacional de Ballet, si bien actualmente se encuentra abandonada.

Sin embargo, el pasado más oscuro de la Avenida Andrássy se esconde en el número 60. En 1937, el partido fascista de Hungría -el Partido de la Cruz Flechada- establece aquí su sede y, con la llegada de los nazis al poder en 1944, comienza a usarse como prisión. Posteriormente, tras la liberación de Budapest, la nueva policía política del régimen soviético reclamó el edificio con la intención de darle el mismo uso que sus anteriores ocupantes: un centro de torturas y de aprisionamiento.

El monumento milenario.

Situada al final de la Avenida Andrássy, la inconmensurable Plaza de los Héroes fue construida para conmemorar los 1000 años de historia del pueblo magiar. Justo en el centro podemos encontrar al Arcángel Gabriel sosteniendo la corona santa y la doble cruz del cristianismo. A sus pies, los siete líderes de las tribus magiares.

A su espalda se encuentra una arcada, compuesta de dos semicírculos. En el de la izquierda, en la zona superior podemos encontrar la representación de la Guerra, el Trabajo y el Bienestar; en el de la derecha se sitúa la Paz, el Conocimiento y la Gloria. El resto de las estatuas ubicadas en la arcada honran a los reyes de la historia de Hungría. El paseo por la Avenida Andrássy finaliza en el Parque Municipal, conocido por todos los húngaros.

Detalles de esta historia y mucho más puedes encontrar en nuestros tours por Budapest.

Plaza de San Jorge

La plaza de San Jorge. Núcleo de la vieja ciudadela de Buda

By | Blog Budapest | No Comments

La plaza de San Jorge podemos definirla como el área que limita la ciudad civil y el palacio real dentro de la vieja ciudadela de Buda. A finales del siglo XIX la antigua plaza fue convertida en el atrio representativo del Palacio Real y los fragmentos de edificios que hoy se mantienen se corresponden con antiguos ministerios que se situaban dando a la plaza. No obstante, los edificios que en ella se encuentran sufrieron daños extremos durante el sitio de Budapest en la II Guerra Mundial y sus ruinas fueron mayormente tiradas abajo.

En los inicios de la historia del Castillo de Buda solía haber una casa para la realeza, situada en algún lugar entre la Puerta de Viena y la iglesia de Nuestra Señora, mientras que la ciudadela se extendía hasta donde hoy se encuentra el Palacio Real. No obstante, con la creación del imperio Austro-Húngaro en el año 1867 se suponía que el emperador tendría dos Castillos y, por lo tanto, dos palacios como residencia: uno en Viena y otro en Budapest. Esto provocó que tuviese lugar una importante remodelación de la plaza de San Jorge, no sólo del palacio, sino de una buena parte de los edificios que allí se encontraban. Muchos de los ministerios hallaron aquí nuevos palacios representativos así como la residencia del primer ministro. Esta última se trata de un bonito palacio neoclásico de principios del s. XIX, antiguamente conocido como el Palacio Sándor, y que hoy en día es la Oficina del Presidente del Estado.

Una increible reconstrucción.

El culmen de las obras de remodelación del palacio fue la grandiosa extensión y reconstrucción del Palacio Real barroco entre 1890 y 1904. El ala que da a la Plaza de San Jorge fue construida en ese período. Aquella remodelación del palacio lo dejó casi irreconocible y, en aquel momento, la entrada principal al palacio era a través de una especie de arco del triunfo por el que se accedía directamente a la sala de visitas.

El aspecto de la plaza en la actualidad.

A día de hoy, una de las mejores formas de acceder a la Plaza de San Jorge es a través del funicular más antiguo del mundo. En cuanto los nobles y los militares del XIX se enteraron de que existía este tipo de tecnología no tardaron mucho en instalarla aquí. Su construcción se llevó a cabo entre los años 1868 y 1870, con el objetivo de proporcionar un transporte eficaz a los oficiales que trabajaban en este distrito.

Para finalizar, en la misma Plaza de San Jorge, situado muy cerca del funicular, se puede ver un Turul con sus alas totalmente desplegadas y que fue colocado a finales del siglo XIX. Este ave tiene una especial relevancia en la historia de la nación magiar, puesto que es considerada como un antepasado de la primera familia real húngara (la casa Arpad, a la que también pertenecía San Esteban). Según cuenta la leyenda, esta ave procreó con la madre del bisbisabuelo de San Esteban y así fue como nació el linaje.

Podemos contarte muchos más detalles y curiosidades en nuestro Tour del Castillo de Buda.

Pastelería Ruszwurm

¿Por qué es tan especial la Pastelería Ruszwurm?

By | Blog Budapest | No Comments

La Pastelería Ruszwurm es la pastelería más antigua de la ciudad de Budapest. Su nombre proviene del apellido de una de las familias reposteras más famosas en Hungría, quien abrió su primera confitería en 1827. Con una amplia variedad de dulces y una decoración que nos hace viajar a mediados del siglo XIX, la Confitería Ruszwurm es ideal para hacer una breve parada mientras se hace el Tour Castillo de Buda.

Durante sus primeros años de vida, sus pasteles ganaron reputación en todo el Imperio Austro-Húngaro, recibiendo cientos de pedidos desde Viena. Entre sus principales clientes se encontraban gobernantes, archiduques y barones, quienes se acercaban a la pastelería para comprar dulces, empaquetados en pequeñas cajas decoradas con la foto de la familia real, la Iglesia de Matías o el Castillo de Buda. La mayoría de los pedidos se producían en Navidad, Nochevieja y durante el Farsang (el Carnaval húngaro). Asimismo, durante las celebraciones familiares también era tradición encargar pasteles o tartas y, si se solicitaba, la confitería Ruszwurm incluso prestaba platos, vasos y cubertería durante esos días.

La Confitería Ruszwurm conoció todo lo que sufrió el pueblo húngaro.

La Pastelería Ruszwurm no fue ajena a los horrores que Hungría tuvo que padecer en los dos últimos siglos. De esta manera, el edificio en el que se encuentra sufrió grandes desperfectos durante los asedios de Buda en 1849 y en 1944, viéndose obligada a interrumpir su actividad temporalmente. Pese a ello, el equipamiento interno y, sobre todo, su decoración tradicional sobrevivió milagrosamente.

Tras la Segunda Guerra Mundial, ya con el régimen comunista instaurado en Hungría, la pastelería Ruszwurm fue nacionalizada y se cerró en 1960 durante un período de dos años. En este tiempo, su antiguo gerente (Ferenc Tóth) fue acusado de convertir la confitería en punto de encuentro para numerosos aristócratas críticos con el gobierno.

En 1999 el Estado húngaro reconoció la importante relevancia que tuvo la pastelería Ruszwurm en la historia de la nación, otorgándole una distinción “en reconocimiento al desarrollo de las mejores tradiciones de la industria húngara de la confitería y de sus exitosas actividades empresariales en el ámbito privado”.

Actualmente, la Confitería Ruszwurm es uno de los puntos de referencia para cualquier viajero que visita Budapest, si bien es muy complicado encontrar una mesa libre en su pequeña cafetería, especialmente los fines de semana. Pero sin duda merece la pena visitarla para probar la deliciosa tarta Dobos.

Plaza Deák Ferenc

La Plaza Deák Ferenc. Un enclave estratégico de Budapest.

By | Blog Budapest | No Comments

Ubicada en el centro de Pest, la Plaza Deák Ferenc (ter significa plaza en húngaro), es uno de los puntos neurálgicos del sistema de transportes de Budapest, en donde las tres principales líneas de metro se cruzan.

El nombre de esta famosa plaza proviene de una de las figuras más relevantes en la historia de Hungría, Deák Ferenc. Conocido como “El hombre sabio de la nación”, fue uno de los defensores de aplicar una resistencia pasiva durante la Revolución de 1848 y el responsable de firmar el “Compromiso” con los Habsburgo. Pero su nombre no sólo está presente en la vida de los húngaros a través de esta plaza, ya que su rostro aparece reflejado en los billetes de 20000 forints.

En Plaza Deák Ferenc desembocan algunas de las principales arterias de Pest: Károly körút, Bajcsy-Zsilinszky út, Király utca, Deák Ferenc utca, y Harmincad utca. Asimismo, la famosa Vaci utca, la principal calle comercial de la ciudad, se encuentra a escasos tres minutos andando de esta plaza, al igual que la imperial Avenida Andrassy.

La plaza Deák Ferenc. Foco de uso del transporte público.

La principal función de esta plaza es conectar con las 3 líneas de metro principales de la ciudad. La línea 1 (línea amarilla) es la segunda línea de metro más antigua del Continente y de visita obligada para todo viajero. Cogiendo esta línea se llega a la plaza de los Héroes y a los conocidos baños Széchenyi. La línea de metro 2 (línea roja) tiene como destino final la zona de Buda, mientras que la línea de metro 3 (línea azul) es la que usan muchos aquiescenses todos los días para desplazarse desde sus hogares hasta su centro de trabajo.

Por otra parte, en Plaza Deák Ferenc también se pueden coger dos de los tranvías que conducen al Mercado Central de Budapest: el tranvía 47 y el 49. Justo enfrente a la parada de tranvía, se puede coger el autobús 100E, que por un módico precio de 900 forints enlaza con el aeropuerto internacional.

¿Qué rincones de interés podemos conocer en la plaza?

La Plaza Deák Ferenc también alberga dos puntos de interés para cualquier viajero. El primero de ellos es la Iglesia luterana, construida entre los años 1799 y 1808. En ella, el gran hombre de estado Lajos Kossuth y sus hijos fueron bautizados. Además, en el Museo Nacional Luterano, ubicado al lado de la iglesia, se puede encontrar el testamento original de Martín Lutero.

El segundo punto de interés es el Museo del Metro, en donde el visitante podrá conocer la historia de la primera línea de metro en la Europa continental, inaugurada en 1896.

La plaza Deák Ferenc es un lugar que forma parte de nuestro free tour Budapest, recorrido el cual os animamos a realizar para conocer lo mejor de la capital húngara.

balnearios de budapest

Los principales balnearios de Budapest

By | Blog Budapest | No Comments

Uno de los principales atractivos de Budapest son sus baños termales, con cientos de personas que los visitan diariamente. En el presente post os hacemos descubrimos los balnearios de Budapest más famoso, en definitiva, aquéllos que no os podéis perder.

Baños Király (Fö utca 84)

Situados en la zona de Buda, a escasos metros del Danubio, los baños Király fueron construidos en 1570 por los otomanos, con la intención de que las tropas disfrutaran de las aguas termales incluso en los momentos en que eran asediados por sus enemigos. Entre 1717 y 1727 se añadieron dos nuevas secciones y adopta el nombre de Király (Rey).

De visita obligada es el baño central, ubicado bajo el techo octogonal que se puede ver desde el exterior del edificio. En los días soleados, el vapor es iluminado por los rayos de luz que se filtran a través de la cúpula, creando el ambiente ideal para relajarse.

Baños Gellert (Kelenhegyi út 4)

Construidos en 1918, estos balnearios de Budapest son unos de los más visitados y se encuentran dentro del hotel del mismo nombre. Sus aguas son famosas desde el siglo XIII por sus propiedades medicinales y curativas.

Son considerados los más lujosos de la ciudad, de estilo Art Nouveau (o Secesión, como se le conoce en Hungría), y está decorado con mosaicos, estatuas, cerámicas y vidrieras espectaculares. La piscina central es la más llamativa de estos baños, con una enorme claraboya que ilumina toda la sala con la luz del exterior. Por último, os informamos que en Gellert encontraréis piscinas tanto interiores como exteriores.

Baños Széchenyi (Állatkerti körút 11)

Considerados los segundos baños públicos más grandes de Europa, son visitados por alrededor de dos millones de personas al año. Cuenta con tres piscinas exteriores (abiertas hasta las 10 de la noche), y doce internas (que abren hasta las 7 de la tarde).

Estos balnearios de Budapest constan de dos edificios diferenciados. La zona sur, cuenta en su interior con una cúpula con un mosaico art nouveau. En esta zona encontraréis los famosos baños medicinales. Por su parte, la zona norte tiene un estilo neobarroco. Es aquí donde se encuentran las piscinas exteriores, en las que es habitual ver a la gente jugando partidas de ajedrez.

Baños Rudas (Döbrentei tér 9)

Las termas Rudas son los balnearios de Budapest más antiguos, abastecidos por 21 manantiales de agua caliente con propiedades curativas. La piscina central es de forma octogonal, y está cubierta por una cúpula hemisférica, sostenida por ocho columnas.

Si os animáis a visitar estos baños, debéis saber que durante los días de la semana sólo está permitido a uno de los sexos. Los martes sólo pueden acudir las mujeres; lunes, miércoles jueves y viernes está reservado para los hombres.

Dentro de nuestra amplia oferta de recorridos por Budapest damos la opción de conocer estos balnearios y saber de primera mano, los motivos de que sea algo muy reclamado por los viajeros que se animan a conocer la capital húngara.

szimpla kert

Szimpla Kert. Un lugar de referencia a nivel europeo

By | Blog Budapest | No Comments

Uno de los principales atractivos turísticos de Budapest es su animada vida nocturna cualquier día de la semana. La principal razón son los conocidos como romkocsmák o bares de ruina, cuyo nacimiento se remonta a mayo de 2002 con la apertura del Szimpla Kert.

La idea surgió cuando cuatro jóvenes emprendedores decidieron reutilizar uno de los edificios abandonados ubicado en el barrio judío para organizar fiestas y eventos culturales. Tan sólo dos años más tarde, en 2004, el Szimpla Kert se trasladó a su actual ubicación, en la calle Kazinczy. El cambio se explica por dos motivos: por un lado, la necesidad de buscar un espacio más amplio debido al éxito que generado, y por otro lado, para evitar el derribo de uno de los edificios más emblemáticos del barrio.

No obstante, en lugar de reformar la instalación, los nuevos dueños vieron potencial en la idea de dejar todas las salas en el estado en el que las encontraron, y redecorarlas con elementos de lo más variopintos. De esta manera, el Szimpla Kert mezcla un estilo de ruina con objetos reciclados, grafitis, muebles estrafalarios, etc. Podrás disfrutar de una cerveza sentado en un coche rescatado de un desguace, o en una bañera rediseñada como banco.

Un lugar de ocio y emblemático de Budapest.

Pero el Szimpla Kert no sólo destaca por ser un punto de referencia para salir de fiesta. Su filosofía va más allá y también es un centro cultural muy relevante de la ciudad (en particular del distrito VII) por ser una de sus señas de identidad es su compromiso con la comunidad local. Numerosos eventos musicales se celebran aquí, e incluso se proyectan películas independientes en algunas de sus estancias. Asimismo, todos los domingos tiene lugar un mercadillo en el que diferentes negocios locales ofrecen sus productos. Todo ello acompañado de música en directo, pudiendo disfrutarse todos los domingos de una escena muy colorida y animada destinada a todos los públicos.

El Szimpla Kert ha sido un proyecto de éxito copiado por otros nuevos bares de ruina.

El éxito de este ruin pub ha provocado que numerosos bares de ruina hayan aparecido en la zona de Pest, siguiendo un modelo similar: Instalarse en viejos edificios y otorgarles un aire más festivo. Pero ninguno de ellos iguala la originalidad del Szimpla Kert, un lugar en el que mires donde mires, y por muchas veces que vayas, siempre terminarás descubriendo algo nuevo.

Con el paso de los años se ha convertido en uno de los iconos de Budapest, con cientos de personas visitándolo cada día ¿Te lo vas a perder? En nuestro tour bares de ruina como no podía ser menos visitamos este lugar y en conclusión, podemos saber de primera mano que ofrece la capital húngara de noche.

monumento de los zapatos

El monumento de los zapatos. Punto turístico de referencia en Budapest.

By | Blog Budapest | No Comments

El monumento de los zapatos es uno de los puntos turísticos por excelencia de Budapest desde su inauguración, el 16 de abril de 2005.

Este memorial, situado a escasos metros del Parlamento de Hungría, consta de 60 pares de zapatos de hierro forjado fijados al suelo. No obstante, pese a ser uno de los lugares más visitados en Budapest, no todo el mundo conoce la historia que esconde. Esta masacre tuvo lugar durante el gobierno de Szalasi, líder del Partido de la Cruz Flechada que gobernó Hungría durante el final de la II Guerra Mundial. Estableció un sistema fascista y antisemita que tenía atemorizado a los habitantes de origen judío.

Como muestra de la brutalidad del partido de la Cruz Flechada, sus miembros solían utilizar los cordones del calzado para atar las manos de las víctimas judías antes de dispararles. En otras ocasiones, utilizaban cuerdas para atar a dos o tres personas, situarlas al borde del río y dispara. La víctima, al caer al río, arrastraba a las demás, quienes morían en el río ahogadas o congeladas. Es por este motivo que durante el invierno de 1944 -1945, el Danubio empezó a ser conocido como “el cementerio de judíos”.

Representa uno de los períodos más tristes de la ciudad de Budapest.

Los zapatos son una recreación fidedigna del calzado de los años 40, período en el que se produjo esta masacre. Además, están representados zapatos de todos los tamaños y estilos, puesto que el artista pretende transmitir que nadie estaba a salvo del horror del partido de la Cruz Flechada, ni siquiera los niños. La razón por la que se les obligaba a quitarse los zapatos es que se trataban de un bien material muy preciado durante la Segunda Guerra Mundial. Los paramilitares de la Cruz Flechada eran conscientes de ello, por lo que solían intercambiarlos en el mercado negro.

Sin embargo, pese a que el monumento de los zapatos se encuentra situado a 300 metros del Parlamento, su localización es simbólica, puesto que estos asesinatos en masa, tuvieron lugar a lo largo de todo el Danubio.

El cineasta Can Togay y el escultor Gyula Pauer crearon este monumento con la intención de conmemorar los 60 años de este trágico suceso. La escultura está acompañada de tres placas situadas en varias zonas, con un mensaje en húngaro, hebreo e inglés que reza: “A la memoria de las víctimas ejecutadas en el Danubio por los milicianos de la Cruz Flechada”.

Una visita emotiva en la que conviene pararse a los pies del Danubio.

De esta manera, el monumento de los zapatos es considerado uno de los memoriales más emotivos de la ciudad y que más se visitan en los tours en Budapest. En consecuencia, es muy común que los visitantes dejen junto a los zapatos flores, piedras (símbolo de inmortalidad en la cultura judía), monedas o velas encendidas como muestra de respeto y admiración a los cientos de víctimas que murieron en el Danubio bajo el régimen fascista de la Cruz Flechada.