Aranjuez es una de las grandes joyas que podemos encontrar a escasos kilómetros de Madrid, y es que el conocido como “Versalles español” tiene de todo: una rica gastronomía, un patrimonio digno de haber sido declarado como de la humanidad por la UNESCO, una botánica procedente de casi todas las partes del globo… El viajero que busca conocer Aranjuez encuentra tranquilidad y actividades a partes iguales.

¿Cómo llegar a Aranjuez desde Madrid?

Es muy sencillo: el Real Sitio y Villa de Aranjuez se encuentra bien comunicado desde el centro de la capital. Nuestra recomendación es utilizar el servicio de tren cercanías que conecta los 45 kilómetros que separan ambas urbes a diario, con una frecuencia de paso que va de los 20 a los 30 minutos, según la franja horaria. Por unos 8€ podrás comprar tu billete de ida y vuelta, siendo la línea C3 la que deberás tomar. Tanto desde Sol como Atocha podrás acceder a esta línea de tren cercanías.

Una vez lleguemos a Aranjuez, bastará caminar unos 10 minutos desde su bonita estación de tren (de estilo neomudéjar) hasta los alrededores del Palacio Real. Otro buen consejo es contratar una visita guiada que te permita explorar Aranjuez en un día, ya que la inmensidad de sus jardines puede parecer inabarcable para el recién llegado a la bella localidad sita en las orillas del río Tajo. Además, no debemos olvidar que este tipo de lugares presentan un tremendo simbolismo que bien merece una explicación por parte de un profesional.

¿Qué rincones de Aranjuez merece la pena visitar?

Conocer Aranjuez es mucho más que visitar su monumental Palacio Real. La ciudad contiene un buen puñado de lugares de obligatoria visita como son los jardines del Príncipe (el más grande de los tres que rodean el palacio), del Parterre, de la Isla, la Casa del Labrador (un palacete construido sobre la base de una casa de labranza, por orden de Carlos IV), o el Museo de Falúas Reales, un curioso museo en el que se muestran las embarcaciones usadas por la Casa Real durante sus paseos de recreo por el Tajo y representaciones durante las visitas que llevaban a cabo a esta localidad en los meses de primavera.

¿Alguna época del año en especial para visitar Aranjuez?

Por cierto, si espectacular es conocer Aranjuez en la primavera, no menos impresionante es el otoño, en cuyas semanas de caída de la hoja el lugar adquiere una paleta de colores difícil de olvidar. Todos estos motivos convierten la visita a Aranjuez en uno de los tres destinos indispensables en los alrededores de Madrid.