Considerado uno de los más grandes maestros barrocos de la pintura y el grabado, es sin lugar a dudas el artista más importante en la historia de los Países Bajos. Su vida y obra se desarrollaron en el siglo XVII, coincidiendo con el Siglo de Oro Holandés, periodo en el que la cultura, la ciencia y el comercio florecieron de una manera sin igual, convirtiendo a este pequeño país europeo en el centro del mundo.

Orígenes y los primeros pasos de Rembrandt.

Nacido en Leiden (1606), en el seno de una familia acomodada, le permitió cultivarse en la Universidad de Leiden. Desde muy pequeño mostró gran interés y habilidad en la pintura, convirtiéndose en aprendiz de los mejores pintores de la época, como por ejemplo Pieter Lastman.

Gracias a la calidad de sus obras fue generando nuevos contactos, como el de un famoso marchante de arte que lo acogió en su casa cuando Rembrandt decidió mudarse a Ámsterdam, ya que era el lugar donde todo el mundo quería estar y donde necesitaba destacar si quería ser un gran artista. Fue allí donde conoció a su futura esposa Saskia, la cual procedía de una acomodada familia.

La turbulenta vida de Rembrandt.

La vida de Rembrandt estuvo marcada por la riqueza y la desgracia al mismo tiempo. Por ejemplo, tuvo cuatro hijos con su esposa Saskia, de los cuales solo uno, Titus, llegó a la madurez. Trágicamente, al poco tiempo de nacer Titus, su esposa Saskia moría de tuberculosis.

Las obras de Rembrandt eran muy costosas, solo al alcance de las personas más ricas y pudientes de la ciudad. Aunque su principal fuente de ingresos era la venta privada de sus obras, Rembrandt también ejerció de profesor de pintura y como marchante de arte. Se cuenta que, en un intento por encarecer sus productos, Rembrandt incluso pujaba por sus propias pinturas con el fin de encarecerlas, estrategia que no siempre le funcionó como él esperaba. Sin embargo, a pesar de tener suculentos ingresos, Rembrandt siempre vivió por encima de sus posibilidades. Era un conocido coleccionista de todo tipo de elementos como cristal de Venecia, exóticas figuras asiáticas, esculturas romanas… artículos por los que llegaba a pagar grandes fortunas.

En 1939 compró una casa en el floreciente barrio judío por una fortuna, inversión que acabaría siendo la condena en vida de Rembrandt ya que no pudo hacer frente a la hipoteca. El artista acabaría siendo embargado, teniendo que malvender todos sus cuadros y pertenencias y perdiendo finalmente la casa en 1660. Rembrandt murió arruinado como consecuencia de una mala gestión de sus finanzas y un estilo de vida financieramente insostenible.

Toda la obra de Rembrandt.

La obra de Rembrandt se estima en unas 600 pinturas, 400 grabados y cerca de 2000 dibujos. Sus obras están distribuidas por todo el mundo, si bien su obra más célebre, “La Ronda de Noche”, la encontramos en el Museo Nacional de Ámsterdam Rijksmuseum, al igual que “La Novia Judía”. Asimismo, otro de sus cuadros más importantes en su carrera, “La lección de anatomía del Dr. Tulp” se encuentra en el Mauritshaus de La Haya.

En nuestro free tour Ámsterdam, hacemos una pausa en la que fue su casa durante muchos años.