qué conocer en Madrid

¿Qué conocer en Madrid durante el día?

By | Blog Madrid | No Comments

El verano se ha convertido en los últimos años en la ocasión perfecta para descubrir Madrid, pero al llegar uno no sabe por dónde empezar y se plantea de forma inevitable: ¿qué conocer en Madrid? Debido a esta habitual pregunta, hemos elaborado una ruta por los lugares más destacados e interesantes del centro de la capital, para que puedas aprovechar al máximo tu estancia en la Villa y Corte.

Te proponemos empezar visitando (al menos de forma exterior), el Teatro Real o, como lo llaman los madrileños, “El Real”. Se trata en realidad del teatro de la ópera de Madrid y está considerado como uno de los más importantes de España. Se encuentra en la plaza de Isabel II, pero popularmente es conocida como Ópera. Aquí es donde se encuentra el punto de encuentro de nuestro free tour Madrid.

No puede faltar una foto con tus pies sobre la baldosa hecha de granito y latón del icónico kilómetro cero, punto de partida de todas las carreteras radiales españolas y ubicado enfrente de la Casa de Correos, actual sede del gobierno de la Comunidad de Madrid. Al ser el kilómetro más famoso de España es muy extraño que no se encuentre rodeado de turistas. Si bien es cierto que estamos hablando sobre lugares imprescindibles qué conocer en Madrid, no podemos dejar tampoco algún aspecto gastronómico en el olvido. Y es que no te puedes ir de Madrid sin comerte un bocadillo de calamares en la plaza Mayor. Si aún no lo has probado… ¡Te sorprenderá!

Descubre la zona de la Catedral de la Almudena y el Palacio Real.

Curiosamente la Catedral de la Almudena no es la catedral más impresionante de España. En realidad, sigue siendo una enorme desconocida incluso entre la gran mayoría de los residentes. Nosotros te recomendamos, particularmente, que visites su cripta. Pasear por ella no te dejará indiferente. La fachada principal de la catedral se encuentra justo frente al Palacio Real. También conocido como Palacio de Oriente, es uno de los palacios más espectaculares que pueden visitarse en Europa, contando con una superficie de 135.000 m2 y nada más y nada menos que la friolera de 3418 habitaciones. Este complejo palaciego, uno de los imprescindibles que debes conocer en Madrid, es además hoy en día la residencia oficial de la Familia Real Española y es muy común pensar que habita allí. Sin embargo no es así, ya que actualmente residen en las afueras de Madrid, en el Palacio de la Zarzuela.

Y por si fuera poco, gracias a nuestros tours en Madrid tendrás resuelta la pregunta de qué conocer en Madrid.

conocer Toledo

¿Es viable conocer Toledo viniendo desde Madrid?

By | Blog Madrid | No Comments

Visitar Madrid en estancias iguales o superiores a las tres jornadas de duración, hace más que recomendable realizar alguna de las muchas excursiones disponibles por los alrededores de la capital española. Conocer Toledo es una buena opción, de hecho es la excursión de un día más demandada, año tras año, entre todo buen turista que se precie disfrutar de la Villa y Corte durante sus vacaciones.

Ubicada muy cerca de Madrid, exactamente a menos de 70 kilómetros, la capital de Castilla la Mancha fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1986. Y es que Toledo es conocida mundialmente como “la ciudad de las tres culturas”, debido a la coexistencia que aquí se mantuvo durante varios siglos entre cristianos, judíos y musulmanes. También fue conocida como la “Ciudad Imperial” ejerciendo de sede principal de la corte del emperador Carlos I de España y V de Alemania.

Tan sólo basta una hora de distancia desde Madrid para poner un pie en la capital manchega y quedar impresionados al contemplar esta maravillosa ciudad monumental, que se encuentra abrazada por el río Tajo y dominando los campos manchegos desde un promontorio rocoso, enclave habitado por la humanidad desde tiempos inmemoriales.

¿De qué podemos disfrutar en Toledo?

Conocer Toledo es sinónimo de disfrutar de su rica gastronomía, como por ejemplo degustando sus famosos mazapanes. Nuestra recomendación es que no dejéis de visitar alguno de los conventos donde este dulce es creado. Admirar la fina artesanía visible en los acabados de los diferentes damasquinados y espadas, expuestos en multitud de comercios que jalonan sus callecitas, es otra asignatura obligatoria. ¡Toledo lo tiene todo!

Seguramente os estaréis preguntado cómo llegar a Toledo, pues bien, actualmente existen varias opciones en materia de transporte público, tanto en autobús como en tren, siendo medios que plantean una dificultad al visitante: sus estaciones se encuentran fuera de la muralla, aproximadamente a unos 20- 30 minutos de distancia del casco histórico, con todo lo que esto conlleva, especialmente durante los calurosos meses de verano.

Descubre Toledo haciendo una excursión con traslado en autobús.

Otra manera y excelente opción, ya hablando de transporte privado, es la de conocer Toledo reservando una de las excursiones en autobús guiadis que se ofrecen y realizan a diario desde Madrid. Sin duda es la opción más cómoda, ya que os dejarán en el mismo casco histórico de Toledo y podréis comenzar vuestra visita a los lugares más representativos de la ciudad desde el primer paso que se realiza al descender las escaleras del autobús. Es por ello que la mejor opción es nuestro Tour Toledo.

plaza mayor

Evolución histórica de la Plaza Mayor

By | Blog Madrid | No Comments

En 1617 comienza la construcción de la icónica Plaza Mayor de Madrid, de la que sólo existía en aquel entonces la llamada Casa de la Panadería, sede actual de la Oficina de Turismo de la capital española y posiblemente, el edificio más notable de cuantos configuran este céntrico espacio del urbanismo madrileño. El arquitecto Juan Gómez de Mora proyecta de forma opuesta a esta Casa de la Panadería, la conocida como Casa de la Carnicería, conformando una gran plaza rectangular de 120 x 94 metros, un centro neurálgico de primer nivel del que acometían un total de 9 calles.

No debemos olvidar no obstante, que durante siglos, el lugar no presumió de una gran habitabilidad, ya que se trataba de una fangosa laguna que hubo de ser desecada cuando se acometen las primeras obras de urbanización de este espacio, el cual fue centro y símbolo de la ciudad barroca, un espacio abierto y adecuado para la representación y el espectáculo, escenario además de todo tipo de celebraciones y festejos: justas poéticas, entradas triunfales, autos de la Inquisición, toros, ajusticiamientos, canonizaciones y celebraciones diversas auspiciadas por organismos como la Corona o el Concejo, a las que asistía naturalmente toda la sociedad madrileña.

Se produce una gran reforma en la plaza Mayor.

Ya en el año 1790 y tras tres incendios que asolan gran parte del lugar, se inició una reforma total de la plaza, obra de Juan de Villanueva, el cual cierra totalmente el recinto, dotándole de sus actuales arcos de piedra y rebajando además de 6 a 4 plantas la altura de todos los edificios, con el fin de unificar su altura con la de la Casa de la Panadería. Como nota curiosa de esta gran intervención, destacar que se prohíbe desde entonces el uso de la madera en toda la Plaza Mayor, con el fin de prevenir cualquier posible nuevo incendio.

Durante el reinado de Isabel II (siglo XIX), la plaza deja de ser un lugar de espectáculos para transformarse en un jardín de clara influencia francesa, en el que se ubicó la famosa estatua de Felipe III, anteriormente situada en la residencia real de la Casa de Campo. Ya en 1967, el jardín dejó paso a un aparcamiento subterráneo, sobre el que quedó emplazada la magnífica estatua del monarca, dejando a la Plaza Mayor con la imagen de sobriedad y monumentalidad que nos acompaña hasta hoy en día, la cual choca, por ejemplo, con la imagen de calidez y acogida que transmite su homóloga en Salamanca.

En nuestro Free tour Madrid damos muchos más destalles de esta importante plaza, icono y foco turístico de la capital de España y que permite guardar una magnífica estampa de ella.

muralla de madrid

Curiosidades sobre la antigua Muralla de Madrid

By | Blog Madrid | No Comments

El itinerario que dibujaba la primera muralla de Madrid, allá por el siglo IX, alcanzaba cerca de 2 kilómetros. En ella se abrían varias puertas, cuya localización aproximada conocemos gracias a la arqueología, aunque no se conserven hoy en día. Esta muralla arrancaba del ángulo suroeste del castillo, continuando por el escarpe del barranco que cae al “Campo del Moro”, llegando a la Cuesta de la Vega, donde se abría una de las puertas. Por detrás del Palacio Malpica (trozo actualmente visible y visitable en la actual Plaza de Muhammad I) seguía bordeando la zona norte del viaducto, surgiendo en algún punto de este tramo un brazo pequeño de muralla.

La muralla de Madrid era conocida por la solidez con la que estaban construidos sus muros: las torres y los puntos más delicados estaban construidos con grandes y bien cortados sillares de granito, unidos además por argamasa, mientras que para zonas menos problemáticas se utilizó piedra de pedernal pequeña e irregular, mezclada con mampostería. Cada 20 metros aproximadamente avanzaban torres cuadradas, sobresaliendo del muro en 3 caras: esta tipología es la propia del mundo oriental, frente a las torres redondas propias del mundo romano y occidental. La altura de esta muralla sería ligeramente mayor que la que podemos aún calcular en el único tramo bien conservado (el de la Cuesta de la Vega). Carecía esta muralla de barbacana (o antemuro), como la que presentaban algunos castillos almohades y mudéjares, como son la muralla de la ciudad de Sevilla o el castillo de la Mota (Medina del Campo, Valladolid).

La construcción de una nueva muralla de Madrid.

Ya en tiempos de Enrique IV (a mediados del s. XV) se construye una nueva muralla de Madrid, que casi duplica el área del núcleo urbano hasta entonces existente. El fuerte desnivel con la vega del río Manzanares impedía la expansión al oeste, y el barranco del arroyo Arenal dificultaba el crecimiento hacia el norte, de manera que la expansión se hace hacia los caminos de Alcalá, hacia el este, y Atocha, hacia el sureste. La nueva cerca toca el Monasterio de Santo Domingo el Real y engloba los arrabales de San Martín y de la Santa Cruz, que pasan a formar parte desde entonces de la ciudad, cuya extensión total es ya de 50 hectáreas (menos de la actual extensión del Parque del Retiro).

En los tiempos de los Reyes Católicos (finales del s. XV), Madrid, que había adquirido ya una cierta importancia fruto de su relación directa con la corona (la cual trataba de recortar el poder de los antiguos señores feudales), contaba ya con 12.000 habitantes, dentro todos ellos de la muralla de Enrique IV.

Dentro del abanico que ofrecemos de tours en Madrid, puedes pedirnos ahondar más en la historia de una ciudad, actual capital de España, que estuvo amurallada durante varios siglos.

puerta del sol

La famosa puerta del Sol. El lugar más centrico de Madrid

By | Blog Madrid | No Comments

La Puerta del Sol es, sin duda alguna, uno de los emblemas de la capital de España y es que se trata de nada más y nada menos, del centro neurálgico de la ciudad, además de uno de los puntos de encuentro más populares y preferidos por los madrileños. Esta serie de características convierten a esta plaza en el corazón de Madrid, una de sus áreas donde más bullicio podrás encontrar en cualquier momento de la jornada y de los más animados, siempre abarrotada de artistas callejeros, grupos de turistas y concentraciones de residentes de todo tipo.

De esta céntrica plaza parten un total de diez calles y en ella encontramos, en el suelo y frente a la célebre Casa de Correos (el edificio más antiguo conservado en el lugar, cuya construcción comenzó en 1766), el punto de partida de todas las carreteras españolas: el kilómetro 0. Representado gracias a una placa de latón y granito, se convierte además en un punto obligado a inmortalizar por la cámara de todo viajero, en ocasiones, una verdadera odisea debido a la enorme cantidad de turistas que desfilan alrededor de este punto de interés en determinados momentos del día.

Debido a ello, recomendamos realizar la visita de la Puerta del Sol y en particular de su kilómetro 0, durante los primeros momentos del día. Como curiosidad, la baldosa actual se instaló en el año 2009, sustituyendo a la original, colocada en 1950 y ya encontrándose en un estado de conservación realmente deficiente como para poder continuar durante más tiempo a la intemperie.

Un lugar de visita esencial en tu viaje a Madrid.

En 1561 y bajo reinado de Felipe II, Madrid será elegida como la capital del Reino, partiendo todos los viajes desde el centro de la península, que no es otro que dicha ciudad. Y es que el verdadero centro geográfico de la Península Ibérica se ubica en el Cerro de los Ángeles, situado a unos 10 kilómetros del sur de la capital. Ya en el siglo XVIII, se crearon seis carreteras que partían desde la Puerta del Sol, exactamente desde el kilómetro 0, nombrándose poco después mediante el uso de números romanos y precedidas de la letra N, manteniéndose esta nomenclatura hasta hoy en día en uso. Hay que matizar que este sistema de numeración no es algo nuevo: todas las carreteras del Imperio Romano partían también desde un kilómetro 0 situado en el corazón de la Ciudad Eterna, de nombre Miliarium Aureum.

Este representativo e histórico lugar forma parte de nuestro itinerario en el free tour Madrid. Y es que es una pausa indispensable para aquellos curiosos que quieran conocer Madrid desde sus orígenes hasta la actualidad.