La calle Warmoesstraat es sin duda una de las calles más especiales de la ciudad de Ámsterdam, y que hoy día, es la que mejor representa la tolerancia, el respeto y vitalidad de la que Ámsterdam tanto presume.

Debido a su estratégica localización, al lado de la estación central de Ámsterdam, ejerciendo de límite fronterizo con el famoso barrio rojo y paralela al río Amstel, es muy habitual que los turistas recién llegados a la ciudad caminen por ella sin percatarse que se encuentran en un lugar que ha presenciado toda la historia de Ámsterdam desde sus orígenes, ya que esta data del siglo XIII, poco tiempo después de que un grupo de pescadores constituyeran la ciudad de Ámsterdam.

¿A que debe su fama este lugar de la capital holandesa?

La calle Warmoesstraat desemboca donde se situaba el antiguo puerto de Ámsterdam, gracias a esta posición era punto de tránsito de todo tipo de mercancías procedentes de todo el mundo, como especias y flores que le daban a la calle un colorido y ambiente singular, viviendo su apogeo durante los siglos XVI y XVII. Es en esta época cuando recibió la denominación con la que la conocemos hoy día, en nuestro idioma “calle de las hierbas aromáticas”, y es que además de ser un punto importante para descargar la mercancía, estaba decorada con las flores más bellas de la época y por las que se hizo famosa la ciudad, aportando un aroma único.

La calle Warmoesstraat en la actualidad.

Hoy en día no ha perdido ni un ápice de importancia, y está llena de vida durante las 24 horas del día. En ella podemos encontrar hoteles, museos, restaurantes, cafeterías, pubs, discotecas… pero si por algo destaca en la actualidad es por la multitud de banderas de la diversidad que cuelgan de sus ventanales siendo uno de los puntos de encuentro de la comunidad gay más importantes de Europa. Esta calle también es conocida también como la calle del cuero.

Uno de las tiendas más especiales es la “Condomerie”, a la sazón, la primera tienda dedicada enteramente a la venta de condones y que además ejerce una labor de información para prevenir el VIH, enfermedad que en la década de los 90, no teníamos el conocimiento tan avanzado que poseemos ahora.

Con sólo caminar unos pasos, pronto nos daremos cuenta que la calle Warmoesstraat no es una calle cualquiera. Tal es así que forma parte de nuestro itinerario dentro del tour barrio rojo.

juan

Author juan

More posts by juan