Situada a 13 km. de Múnich, la ciudad de Dachau cuenta con una historia que se pierde en el tiempo, pero sin embargo, es mundialmente conocida porque allí se encuentra uno de lo más famosos campos de concentración del régimen nacionalsocialista.

La historia del Campo de Dachau comienza el 30 de enero de 1933, cuando Adolph Hitler es nombrado Canciller de Alemania. El 22 de Marzo se inaugura el Campo de Dachau y sus primeros ocupantes serían miembros del partido comunista alemán y del partido socialdemócrata. Justo al día siguiente, el 23 de Marzo de 1933 con los principales opositores políticos en Dachau, se aprobaba la ley Habilitante de 1933 y que daría a Hitler plenos poderes políticos.

Un lugar de horror destinado para los disidentes políticos.

Se eligió para su construcción un antiguo complejo industrial de pólvora y fue Theodor Eicke el encargado de supervisar las obras y llevar a cabo la organización y dirección del campo. Los primeros prisioneros llegaron a Dachau custodiados por la policía, con ropas de paisanos y sin sufrir malos tratos, pero esta situación cambió rápidamente cuando llegaron los primeros miembros de las SS para hacerse cargo del complejo. El campo de Dachau fue el primero del régimen nacionalsocialista, y sirvió como modelo para el resto de campos que se fueron abriendo, y permaneciendo abierto hasta la caída del régimen.

El campo en origen contaba con los correspondientes pabellones de intendencia, barracones para prisioneros y unas celdas especiales conocidas como “el bunker”. Cerca de 41.500 prisioneros perderían la vida en el campo. El 29 de abril de 1945 tropas estadounidenses llegarían a Dachau y pondrían fin al horror que se vivió dentro de su verja electrificada.

El Memorial del Campo de Dachau en la actualidad.

Desde 1960 este lugar se convertiría en un gran Memorial al recuerdo de todos aquellos prisioneros que sufrieron en sus carnes el terror del régimen nacionalsocialista y como muestra de la barbarie cometida por ellos. No cabe duda que visitar hoy el campo de concentración de Dachau es una experiencia que no deja indiferente a nadie. El Memorial nos adentra a una época de locura, pero también de esperanza cuando leemos en su museo, la historia de quienes sí pudieron sobrevivir a las duras condiciones de Dachau.

Pero ante todo es un sitio de reflexión. El Memorial del campo de concentración de Dachau es un sitio de recuerdo, para no olvidarlo, para seguir contando todo aquello que ocurrió y para que sobre todo no se vuelva a repetir. Ello lo puedes hacer con nuestra visita guiada y Tour al Campo de Concentración Dachau.

juan

Author juan

More posts by juan