A su paso por Budapest, el río Danubio divide la capital húngara en dos partes. A un lado tenemos Buda, lleno de colinas desde donde se pueden contemplar las mejores panorámicas de la ciudad, en concreto desde el Castillo de Buda y desde la Ciudadela Gellért. Al otro se encuentra Pest, zona en la que la mayoría de los habitantes desarrollan su vida diaria y principal centro de ocio de la ciudad. Por este motivo, a Budapest se le conoce como la “Perla del Danubio”. Una de las mejores formas de disfrutar de sus magníficos monumentos es a través de un crucero por el Danubio.

Siete puentes ayudan a conectar ambas orillas de la ciudad.

Históricamente el Danubio ha supuesto una importante limitación geográfica para los habitantes de la ciudad de Budapest. A día de hoy existen siete puentes que permiten a los ciudadanos cruzar ambas zonas de la ciudad. Y la mejor manera de verlos todos es mediante un crucero por el Danubio.

El Puente de la Libertad, de un intenso color verde, fue el tercer puente permanente que unió Buda y Pest. Se puede afirmar que es el puente favorito de los húngaros, ya que durante ciertos fines de semana del verano el puente sólo es accesible a los peatones, convirtiéndolo en punto de encuentro de referencia con numerosas actividades al aire libre.

Justo antes de alcanzar isla Margarita se encuentra el puente del mismo nombre. Fue el segundo puente permanente de Budapest y se construyó a partir del peaje recolectado en el Puente de las Cadenas. Fue inaugurado en 1876 y su diseño corrió a cargo de Ernest Goüin, un ingeniero civil de origen francés y discípulo de Alexandre Gustave Eiffel

Pero sin duda, el puente que atrae todas las miradas es el Puente de las Cadenas: una de las razones más destacadas para hacer un crucero por el Danubio. Construido entre los años 1842 y 1849, su majestuosidad y elegancia no ha dejado de asombrar a todo viajero que se acerca a Budapest, si bien el puente tuvo que ser reconstruido tras los daños sufridos tras la Segunda Guerra Mundial.

Momento ideal para sacar las mejores instantáneas.

Budapest podría ser definida como una de las capitales europeas más fotogénicas. Las panorámicas que se pueden disfrutar en un crucero por el Danubio gracias a nuestro Tour Danubio quedan grabadas en la retina de todo viajero que visita la capital húngara, en especial si se hace de noche. Contemplar los monumentos iluminados desde las aguas del Danubio termina por convertirse en uno de los momentos más especiales del viaje, convirtiéndose en la oportunidad ideal para sacar las mejores fotos de la ciudad.

digitalmarketing

Author digitalmarketing

More posts by digitalmarketing