Praga es joya llena de encantos y patrimonio de la humanidad. Su estructura medieval y belleza atraen a millones de turistas al año, siendo es el viejo Reloj Astronómico su mayor atractivo y reclamo.

Cada hora en punto, desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche, el espectáculo del reloj astronómico de Praga ejerce de imán sobre cuantos se congregan junto él. Cientos, incluso miles de personas, se acercan a él con curiosidad, armados de cámaras y teléfonos móviles para inmortalizar dicho momento.

Con la primara campanada, se inicia el movimiento de las figuras del Reloj Astronómico de Praga, y con ello el enfoque de miles de dispositivos electrónicos apuntando hacia él: todo el mundo quiere inmortalizar este momento tan especial para después mandárselo a amigos y familiares.

Un reloj con muchos siglos de historia a su espalda.

Apuntar que el Reloj Astronómico de Praga es el tercero más antiguo del mundo, y que de todos ellos es el único que permanece en pleno funcionamiento. Data del año 1410, y que ochenta años más tarde fue remodelado. Con el paso del tiempo el reloj se enriqueció con esculturas, piezas móviles, y otros elementos. Debido a su longeva trayectoria, el ayuntamiento de Praga, se ha visto obligado a restaurarlo en numerosas ocasiones.

Contemplar el espectáculo que proporciona cada hora en punto resulta muy entretenido para aquellos que se animan a conocer Praga. Los componentes principales de los que dispone la famosa torre del viejo ayuntamiento son principalmente tres: el propio reloj astronómico, el carrusel de los apóstoles, y el calendario agrícola.

¿Qué elementos compone el reloj astronómico de Praga?

El Reloj Astronómico tiene como epicentro el globo terráqueo, alrededor del cual van girando el sol y la luna. Alrededor de la tierra, y detrás del sol y la luna, se encuentra una esfera compartimentada en distintos colores que nos ayudan a saber en qué momento del día nos encontramos. De este modo los astros se mueven a lo largo de las 24 horas del día culminando un ciclo completo de día y noche.

Flaqueando el Reloj Astronómico de Praga, se encuentran dos estatuas en cada uno de sus lados, figuras que representan miedos y prejuicios de la antigua región de Bohemia. Por un lado, empezando por la izquierda vemos un caballero sosteniendo un espejo y que representa la vanidad; junto a él se encuentra un personaje que sostiene una bolsa de monedas y que encarna la codicia. Al otro lado, apreciamos un esqueleto sosteniendo un reloj de arena y que simboliza a la muerte. Y la última de las cuatro figuras, la situada más a la derecha, es un personaje con instrumento musical en mano, y que hace alusión a la lujuria.

Situado bajo el reloj astronómico hay una preciosa esfera dorada de estilo art-nouveau: el calendario agrícola, obra de Josef Manes. Un elemento que fue añadido a la torre en 1865 y que representa los distintos meses del año. Este nos muestra que labores concretas debían ser realizadas el campo en cada uno de los doce meses del año. Y finalmente, justo en el centro de este calendario agrícola encontramos el antiguo escudo de la ciudad de Praga.

Una visita imprescindible y de interés para el turista.

Si aún no lo has visto en persona, no dudes en apuntarlo en tu hoja de deberes. De hecho, es una de nuestras primeras paradas en nuestro free tour Praga.

digitalmarketing

Author digitalmarketing

More posts by digitalmarketing